Lun - Vie 10:00 - 20:00 94 489 80 29info@institutomedicoviator.com
Donostia
Alkolea Parkea, 7
94 342 83 41
Bilbao
Plaza Euskadi, 7
94 489 80 29
VItoria
Calle La Esperanza, 3
94 52 52 500

Beneficios del ácido hialurónico en la cara

El uso del ácido hialurónico en el rostro es cada vez más frecuente. Se ha venido implementando desde hace algunos años por cirujanos estéticos. Consiste en inyecciones en zonas específicas del rostro: frente, ojeras, derredor del pómulo, surco nasogeniano, labios, mejillas y nariz. Es una solución perfecta para rejuvenecer la cara, se coloca con facilidad y no es dañino. El ácido hialurónico es absorbido por el cuerpo sin generar secuelas negativas.

¿Qué es el ácido hialurónico?

Es una sustancia generada por el metabolismo humano. Su textura es muy similar a un gel, con excelente capacidad para retener tanto colágeno como agua. Gracias a un esmerado trabajo en laboratorios, se ha podido sintetizar este ácido y usarlo para tratamientos estéticos.

La primera utilidad de esta sustancia es rellenar: permite dar volumen, recuperar tersura, así como moldear ciertas zonas que necesitan mejorar su aspecto. El ácido hialurónico es un perfecto agente rejuvenecedor, pues no queda inmóvil y mantiene la expresividad facial. El esteticista puede moldear el ácido recién inyectado y luego de un tiempo esta sustancia es absorbida naturalmente por el cuerpo.

Ventajas del ácido hialurónico en el rostro

No es casualidad que sea una solución tan recomendada, tan preferida y que siga usándose por quienes desean remozar su cara. Quizás, sea el tratamiento estético más solicitado y con mejores comentarios por parte de los pacientes. Al respecto, indicamos una lista con los principales beneficios del ácido hialurónico en la cara.

•Permite rellenar arrugas y surcos faciales

Tanto arrugas como surcos faciales se perciben como “hundimientos” o como si la piel estuviera floja. Gracias al ácido hialurónico se puede rellenar, logran que la dermis luzca más tensa. Este relleno luce natural, nada forzado. Con la ventaja adicional de que el ácido se puede oprimir, extender o moldear bajo la piel una vez inyectado. Otorga volumen a zonas de la cara que han extraviado su consistencia debido al paso de los años.

•Mantiene la piel flexible

La piel del rostro tiene ácido hialurónico de modo natural. El asunto es que esta sustancia se minimiza con el envejecimiento, del mismo modo que disminuye el colágeno y la humedad en el cutis. Por eso, inyectar este ácido conlleva usar una sustancia que el rostro alberga espontáneamente. La piel no reacciona, no hay dureza, el ácido es tan suave como un gel y dota de elasticidad a la piel. El rostro no luce rígido, sino elástico.

•El ácido hialurónico aumenta la humedad cutánea

Las moléculas de este ácido tienen mucha capacidad higroscópica. Es decir, logran atraer agua, incluso del aire y del metabolismo. La piel bajo la cual se inyecta este ácido pierde resequedad, recupera brillo y no tiene un aspecto desgastado. Curiosamente, la epidermis gana una textura de “esponja”, por lo que la humedad pasa a formar parte de sus espacios intercelulares con facilidad.

•Ideal para el volumen de los labios

Las microinyecciones de ácido hialurónico funcionan muy bien en los labios. El volumen obtenido tiene un aspecto natural, flexible y los labios lucen humectados. Otra ventaja es la funcionalidad: los labios se pueden mover, la persona puede comer y la boca mantiene un aspecto expresivo.

A diferencia de otros tratamientos para los labios, este ácido permite moldear luego de inyectar. El médico estético puede dar la forma adecuada: proporción entre labio superior e inferior, distribuir la cantidad de sustancia inyectada, etc. En caso de cualquier inconveniente, hay una ventaja: el ácido hialurónico es absorbido en unos seis meses, repitiendo el tratamiento para mejorarlo.

•Colabora con la salud capilar

Un dato importante, sobre todo cuando se inyecta ácido hialurónico en la frente o en las sienes. No causa problemas en la salud de los folículos. ¡Al contrario, los fortalece! Existen algunos tratamientos capilares que usan el ácido hialurónico para dar vitalidad al cabello y mejorar su aspecto cuando está reseco. También, es de utilidad en los caballeros: los rellenos en las mejillas colaboran con la salud y apariencia de la barba.

•Se puede moldear una vez inyectado

Una de las mejores cualidades es la posibilidad de moldearlo. ¿Cómo es una sesión de aplicación de este ácido? Pues, dura aproximadamente entre 25 y 45 minutos. Las microinyecciones se hacen rápido. En dado caso, el especialista demora un poco más dando forma a los rellenos con este ácido. Para ello, simplemente comprime o expande la sustancia bajo la piel con ayuda de sus dedos.

Lo anterior es una gran ventaja en zonas como la nariz o los labios. Estas zonas requieren una anatomía bien conformada, la cual se logra muy bien mediante esta sustancia, la cual es dotada de forma con mucha sencillez.

•No es un tratamiento definitivo

¡Esto es algo importante! En caso de algún problema, el ácido es absorbido por el metabolismo. De hecho, el tratamiento debe repetirse cada 6 u 8 meses; pues la sustancia inyectada deja de estar en el relleno. Si el paciente se siente incómodo, no se coloca de nuevo el ácido, o se le coloca de modo distinto.

El rostro es una zona delicada, por lo cual es mejor que un tratamiento no sea permanente. Esta es una diferencia notable a las cirugías o el uso del botox, cuyos resultados son definitivos.

Otras razones para optar por el ácido hialurónico

Son evidentes las bondades del ácido hialurónico en la cara. No obstante, hay otras razones para preferirlo. Por ejemplo, que no es un tratamiento invasivo y que su aplicación se realiza en una sesión, de escasa duración. El paciente puede regresar a sus actividades casi de inmediato, sin necesidad de una dilatada recuperación. No hay cicatrices ni complicaciones mayores.

Por último, señalar que el precio de un tratamiento estético con ácido hialurónico es sumamente económico, sobre todo si se compara con una cirugía. Es perfecto para quienes desean corregir arrugas, ángulo de nariz, rellenar mejillas, levantar ojeras, etc. El relleno no molesta, no se siente rigidez y no se altera la capacidad de expresión facial. ¡Sobran los motivos para preferir un tratamiento con ácido hialurónico!